Como hacer Maquetas de Aviones

Vamos a tratar  de explicar las técnicas básicas a fin de que puedas edificar y pintar tus maquetas de aviones.

Figuras, tanques, avionesy navíos son, esencialmente, las clases de maquetas más esenciales y de las que más opciones podemos localizar. Los aviones, solos o bien en un diorama, nos dejan gozar de su construcción y pintado, habiendo hoy día cientos y cientos de maquetas diferentes, así como opciones (fotograbados, calcas, etc), que nos dan la posibilidad de recrear un avión particularmente que existió o bien existe en la realidad.

Maquetas de Aviones ( Maquetas y Modelismo )podemos hallar en diferentes escalas (1:72, 1:48: 1:32). La más pequeña es la 1:72 (asimismo los más asequibles). La más utilizada, tal vez, es la 1:48, en tanto que su tamaño medio nos deja hacer bonitos dioramas con ellos. La más grande, y que nos da una mayor percepción del aeroplano, es la escala 1:32, si bien a esta escala los aeroplanos tienen un tal esencial, lo que puede darnos sitio a inconvenientes de almacenaje. En todo caso, gozarás con ellos.

Puedes hallar aviones comerciales o bien bélicos. Estos los puedes localizar de la Primera Guerra Mundial, de la Segunda Guerra Mundial o bien actuales. El hecho de elegir uno o bien otro depende del gusto de cada uno de ellos, siendo las técnicas a emplear para su montaje y pintado similares, mas con características particulares para cada tipo.En nuestro caso vamos a edificar y pintar un aeroplano muy propio de la Segunda Guerra Mundial: el bombardero en picado alemán Stuka


Espero que cuando lo acabes te lo hayas pasado bien y hayas aprendido estas técnicas que desarrollarás después a tu modo.

LA MAQUETA



El avión que hemos elegido es el Stuka alemán. Bombardero en picado que combatió en la Segunda Guerra Mundial, en todos y cada uno de los frentes, desde el comienzo hasta el final de la guerra. Un aeroplano lento que creaba el pavor entre las tropas contrincantes cuando caía en picado y el aire pasaba por medio de la bocina que se integraba en su morro. Esencialmente fue utilizado como bombardero en picado y cazatanques. Podéis localizar rebosante bibliografía sobre este aeroplano.

La maqueta es el Ju87-D de Hasegawa a escala 1:32. Un molde buenísimo, con los paneles incisos y de una muy alta calidad en el detallado. Como he dicho en la introducción, la escala 1:32 es la mayor, mas la hemos elegido a fin de que no nos perdamos detalle en la construcción y pintado.





Lección 3ª: LOS MATERIALES


Los materiales que vamos a utilizar son los siguientes:
- Alcohol de noventa y seis º .
- Aguarrás.
- Múltiples pinturas acrílicas de Vallejo (las que vamos a ir señalando conforme se vayan utilizando).
- Pinturas acrílicas de Tamiya (se van a ir señalando conforme sean utilizadas).
- Oleos.

- Papel de lima al agua.
- Pegamento de cianocrilato (cuidado con él, queja en poquísimo tiempo y realmente fuerte).
- Pegamento singular para maquetas.
- Cinta de disfrazar.
- Cúter y tijeras.
- Limas.
- Pinceles.
- Tenazas.
- Masilla Putty


Lección 4ª: EL MONTAJE DE LA CARLINGA.

La calidad de la maqueta es buenísima, con lo que no hay grandes inconvenientes con el montaje. Solo es esencial, en un caso así y en todos, el proseguir las instrucciones que vienen en la maqueta: leerlas ya antes de comenzar y no saltarse ninguna.

Lo que se afirme en estos apartados sirve tanto para este avion como para cualquier otro: la técnica es exactamente la misma, solo cambian los colores a emplear.

Para separar las piezas de su soporte lo vamos a hacer con una tenaza pequeña, a ras del soporte. Después, con un cúter y mucho cuidado, quitaremos los restos de plástico que hayan quedado en la pieza.

En la fotografía se ve como se ha montado la carlinga del aeroplano. Las piezas se pegan con pegamento singular para maquetas (Revell o bien UHU, entre otros muchos). Cuidado de no poner una cantidad excesiva del mismo, en tanto que esta clase de pegamento diluye el plástico y podemos toparnos con inconvenientes irremediables. En caso de que una gota nos caiga sobre el plástico en un lugar no deseado debemos aguardar a que seque y después lo lijaremos: NO QUITARLO EN EL MOMENTO EN QUE HAYA CAIDO. Cuidado asimismo con los dedos, que pueden quedar marcados en el pegamento.

Tomamos una caja de cartón, por servirnos de un ejemplo, y ponemos cinta de disfrazar, con la sostenemos las piezas.

Con el aerógrafo pintamos el interior en color XF-veinticuatro (Gris obscuro) de Tamiya. En un próximo curso se van a explicar las técnicas para emplear el aerógrafo. No es bien difícil de utilizar y sus resultados son mucho mejores que pintar a pincel. Os recomiendo que empecéis con él. En un caso así hemos diluido la pintura gris en alcohol (a mi me agrada cincuenta  por ciento  de cada cosa). A una distancia de unos diez centímetros empezamos a aerografiar, en múltiples pasadas (mejor con lo que mucho de una vez).
Cuidado con:
- Estar en un lugar aireado (no respirar las partículas de la pintura, por favor).
- Adecentar el aerógrafo inmediatamente después de utilizarlo. De esto va a depender que nos dure un buen tiempo o bien no.

Lección 5ª: SOMBRAS EN LA CARLINGA.

Una vez pintado el color base (XF-veinticuatro), procedemos a entregar sombras. Con pintura XF-1 (negro mate de Tamiya) muy diluida en alcohol, procedemos a aerografiar por todos y cada uno de los recovecos, de tal modo que ahora se ven 2 tonos: el base (más claro) y una sombra difusa (más obscura). No nos preocupemos pues las sombras sean aproximadamente anchas o bien que ocupen aproximadamente espacio: todavía no hemos terminado.


A veces podemos entremezclar XF-diez (cobrizo mate de Tamiya) con el XF-1 (negro mate) en vez de solo el negro mate. Esto me agrada cuando el color base de la carlinga es más claro (por servirnos de un ejemplo en los cazas actuales).
Procedemos a hacer lo mismo para los asientos y los mandos interiores.

Ya se ven los claro-oscuros, ya empezamos a tener volumen. En todos y cada uno de los cursos vereis que se repite el tema del volumen: una maqueta no puede quedar plana, no tendría vida. La técnica siempre y en todo momento es la misma:

- Color base.
- Sombras (con un color algo más obscuro)
- Luces (con un color algo más claro).

Hace tu Maqueta de avión Tutorial muy Completo


Lección 6ª: LUCES EN LA CARLINGA.

Vemos en la próxima fotografía el cuadro de control de mandos del aeroplano. Para sacar luces a este y a toda la carlinga tomamos un color que sea más claro que el base: por servirnos de un ejemplo gris claro de Vallejo.

Si para entregar las sombras hemos aerografiado con pintura muy diluida, para entregar luces aplicamos la técnica del pincel seco (sin pasarnos, puesto que el resultado puede ser malo en un caso así). Para ello cargamos un pincel plano con la pintura clara y sobre una servilleta de papel damos múltiples toque, hasta el momento en que veamos que prácticamente no deja pintura.

Procedemos a frotar con el pincel (que nos da la sensación de que no tiene pintura alguna) sobre las aristas y salientes de la carlinga. La poca pintura que todavía queda en las cerdas del pincel se adhiere a estos salientes, aportando volumen y dando sensación de desgaste. Utilizamos pintura gris claro de Vallejo.

El contraste entre color base, sombras y luces queda patente. Solo deciros que cuidado: no pasaros ni con uno ni con otro, mas esencialmente con el pincel seco

Lección 7ª: LUCES-SOMBRAS

Acá vemos como queda el cuadro de mandos tras haber recibido el pincel seco: vemos como todos y cada uno de los relojes cobran vida al adquirir volumen (de una manera sutil, por favor). Asimismo adquiere desgaste.


Como he dicho ya antes, esta técnica nos sirve para cualquier clase de avión: actual o bien viejo, comercial o bien militar.
Este es el contraste deseado.

Lección 8ª: EL PINTADO DE LOS DETALLES (1)

Pasamos ahora a decorar los detalles, lo que va a aportar riqueza cromática a nuestra maqueta. Como guía nos puede servir la hoja de instrucciones del fabricante, tal como la tremenda cantidad de fotografías que podemos hallar en la red de redes. Entre las dos decoramos el interior de nuestra maqueta.

Empleamos colores acrílicos de Vallejo a pincel (blanco, colorado, amarillo, etc). En el cuadro de mandos es esencial esta profusión de colores y, además de esto, entregar sensación de que los relojes tienen un cristal delante. Para ello tomamos una gota de barniz refulgente (de Vallejo) con nuestro pincel y la dejamos en en centro de cada entre los relojes. Vas a ver que cuando seque queda refulgente y semeja que hay un cristal delante del reloj.

Hace tu Maqueta de avión Tutorial muy Completo

De igual forma pintamos el resto de detalles de la carlinga.

Lección 9ª: EL PINTADO DE LOS DETALLES (dos)

En esta fotografía puedes ver un lateral terminado. Se aprecian el color base, las sombras y las luces, tal como los detalles (cobrizo, blanco, colorado, etc).

Podemos meditar que estos detalles después no serán vistos cuando cerremos la maqueta, mas si que son perceptibles. La diferencia entre un buen trabajo y otro no tan bueno son los detalles.

Lección 10ª: EL PEGADO DEL FUSELAJE

Ahora viene entre las partes más difíciles de la maqueta: pegar las 2 unas partes del fuselaje. Hay que tener mucho cuidado de que:

- Las 2 partes encajen bien.
- La carlinga encaje con las 2 partes.
- No nos quede una parte un tanto más alta que la otra.
- Hay que ser veloces puesto que el pegamento se seca pronto.
Para ello tenemos que tener a nuestro alcance ciertos sargentos (de esta forma se llama a estos aparejos como el de la fotografía, que nos sirven para presionar las 2 partes y aguardar a que se peguen bien.


Lección 11ª: ALAS Y ESTABILIZADORES

2 de las partes más bien difíciles de encajar de forma conveniente son las alas y los estabilizadores traseros. Tanto en aeroplanos actuales como en viejos, estas piezas deben ponerse de forma con perfección simétrica, puesto que de lo contrario un lado del aeroplano se va a ver más alta que la otra y el efecto es muy negativo.

Hay mil formas para lograr que quede simétrico. Una de ellas es la que veis en la fotografía: para asegurarnos que los 2 estabilizadores están a exactamente la misma altura ponemos debajo de ellos 2 botes de pintura iguales, de tal modo que los dos estabilizadores queden a exactamente la misma altura. Ubicamos encima de ellos otros 2 botes con la función de ejercer peso sobre los estabilizadores.

Hace tu Maqueta de avión Tutorial muy Completo

Dejamos secar. Del mismo modo actuamos con las alas, de tal forma que cuando sequen queden de forma perfecta simétricos.

Lección 12ª: EL ENMASILLADO (1)

En el momento en que hemos terminado el pesado proceso de pegar todas y cada una de las piezas (sin que se nos pierda ninguna, sin poner excesiva cantidad de pegamento, etc), pasamos al asimismo pesado proceso de enmasillado.

Por buena que sea la maqueta siempre y en toda circunstancia encontraremos que hay partes que encajan no muy bien, que se forman pequeños huecos y, sobre todo, en las uniones sobresale un tanto de pegamento seco y las 2 partes pegadas quedan a diferente altura.

Todo esto, si bien parezca patraña, tiene solución. Para ello tenemos la masilla. Introducimos esta en los huecos y los rellenamos: ya está.

La masilla que empleo es el Putty de Tamiya. La primera cosa que debemos hacer es comprobar todo el aparato y ver donde están los posibles puntos problemáticos. Hay que tener precaución, esencialmente con lo que esté más a la vista: la unión de las 2 mitades del aeroplano y la de las alas con el fuselaje.

Tomamos cinta de disfrazar. Cortamos pequeños pedazos y los vamos pegando (con mucho cuidado) justo a la vera de cuanto queramos rellenar (es un trabajo pesado, ya os digo).

En la fotografía siguiente puede verse como he dejado al aire solo la línea en la que el ala se une al fuselaje, tapando todo lo demás. Cuidado: la masilla puede disolver el plástico.

Dejamos que seque a lo largo de un rato.



Lección 13ª: EL ENMASILLADO (2)

Una vez seca la masilla procedemos a lijar (primero con una lima y posteriormente con papel de lija al agua). En ambos casos hay que tener cuidado, ya que los detalles que sobresalen del fuselaje son muy pequeños y si lijamos con fuerza podemos eliminarlos y esto tiene difícil solución.

En la fotografía siguiente puede verse como hemos enmarcarado la unión de las dos partes de un ala y como se ha dado el enmasillado (aquí puede verse ya seco).

Hace tu Maqueta de avion Tutorial muy Completo

Si hemos tenido cuidado en lijar (y después de unos días de trabajo), las uniones de todas las piezas han de quedarnos como la siguiente fotografía: al pasar el dedo por la unión no debe notarse la masilla, en caso contrario seguir lijando (mejor ya con el papel de lija, que igualará ambas superficies y eliminará posibles líneas que hayan quedado marcadas con la lima).

Lección 14ª: EL ENMASILLADO (3)

En las dos fotografías que siguen se aprecia el resultado final del encastre del ala con el fuselaje.


Cuando veamos que todos los huecos han quedado perfectamente rellenos y que todas las uniones ya no se notan procedemos a dar el siguiente paso: revisar bien el aparato y adelante.

Lección 15ª: LAVADO PREVIO A LA PINTURA

Una vez que hemos acabado con el proceso de enmasillado, dejamos el avión tranquilo durante una noche (para que seque bien el enmasillado) y hemos de pasar a imprimar el aparato. Antes de la imprimación y el pintado hemos de lavar el avión, con agua tibia, jabón y un cepillo de dientes, para eliminar de esta forma los restos de masilla, plástico, polvo, suciedad y grasa que pueden quedaren la superficie de la maqueta.

Secamos la maqueta con cuidado, para no romper nada ni que se nos vaya parte del enmasillado. La dejamos secar durante un rato largo, para que no nos quede ninguna gota de agua dentro que, posteriormente, saldrá hacia afuera y nos afeará la pintura.

Lección 16ª: LA IMPRIMACION

La imprimación consiste en pintar el avión entero de un mismo color que nos va a indicar si existe aún algún hueco que no haya quedado bien relleno.

Utilizamos el color más claro del camuflaje (en este caso XF-23 azul cielo de Tamiya). Este color nos va a servir de base y nos dirá si hay algo que no encaja.

Dejamos que seque durante la noche (hemos de asegurarnos que el avión quede bien tapado para que no le caiga polvo y empiece a complicarnos la vida (el polvo es el peor enemigo de las maquetas mientras las estas haciendo y cuando las terminas)

Durante la imprimación, la pintura del camuflaje y hasta el final hemos de tapar el interior del avión para que la pintura exterior no nos arruine el trabajo que hemos hecho en la carlinga. Esto se hace con cinta de enmascarar, tapando todo el interior.

Lección 17ª: EL CAMUFLAJE (1)

La imprimación se ha dado con el color base. Una vez comprobado que todo está bien vamos a sombrear las líneas de los paneles, de la siguiente forma:

- Sobre el color de imprimación (XF-23) y con color negro XF-1 vamos a ir marcando todas y cada una de las líneas de los paneles.

- Volvemos a dar la imprimación con el color base. Vereis que la pintura azul cielo va a ir tapando las líneas oscuras, quedando unas sombritas donde estaban las líneas negras. Seguimos ahora con el camuflaje.

Hay que recordar a la hora de pintar un camuflaje que el orden de las pinturas debe ser de más clara a más oscura, dado que siempre la más oscura quedará bien sobre la más clara, lo contrario no sucede y habría que pintar más veces para conseguir que se viera el color.

El camuflaje que utilizaba el Stuka (aunque dependía del teatro de operaciones donde luchaba), era fundamentalmente: azul cielo XF-23, verde oscuro XF-61 y verde negro XF-27 (referencias de Tamiya). Dado que no hay excesiva diferencia entre verde oscuro y verde negro, lo que haremos será aclarar con blanco XF-2.

Siguiendo las instrucciones del fabricante vamos haciendo las líneas de camuflaje, utilizando cinta de enmascarar de pintor. Como he indicado el segundo color ha de ser el XF-61 (verde oscuro un poco aclarado con blanco).

El color verde oscuro ha tapado a las líneas de paneles. Como vemos en la fotografía siguiente las zonas que han de ir de verde negro XF-27 vuelven a ser pintadas las líneas de paneles en negro. Posteriormente el color verde negro dará el mismo resultado que conseguimos al principio: sólo se verán unas sombritas en las líneas de paneles. Una vez pintado el segundo color y fijándonos de nuevo en las instrucciones del fabricante, iremos marcando las manchas de color verde negro (XF-27).

Hay que tener cuidado tanto al hacer las líneas de paneles como al hacer los camuflajes. Y hay que tener una paciencia de santo, esto es muy pesado.

Lección 18ª: EL CAMUFLAJE (2)

Aquí podéis ver como va quedando nuestro Stuka. Se pueden ver los colores del camuflaje y las líneas del panelado (muy sutiles, no pueden verse demasiado).
Como nuestro avión combatía en el Norte de África, tenía algunas manchas de camuflaje en color amarillo del desierto (XF-59).

Si queremos envejecer nuestro aparato (ensuciarlo por el uso, el desgaste), lo haremos ahora, antes de pasar al barnizado. Esto depende de cada uno: a mi en particular no me gustan los aviones envejecidos, aunque si los carros de combate. En otro curso explicaremos las técnicas de envejecimiento.

Lección 19ª: EL CAMUFLAJE (3)

Vamos a pintar ahora el buje de la hélice. Este se pinta de color verde negro XF-27 y la punta de color azul XF-8. Las palas se pintan de color XF-27.

Lección 20 ª: PANELADO Y BARNIZADO

Una vez pintado el camuflaje hemos de hacer dos cosas antes de pasar a pegar las calcomanías:
- Panelar el avión.
- Barnizarlo.

El sombreado que hemos dado a las líneas de paneles es el principio del panelado. Ahora hay que marcar perfectamente las líneas. Hay varias formas: una fácil (con un lápiz de grafito ir marcando las líneas, si nos salimos no hay problema: con una goma borramos) y otras más complicada marcando las líneas con aerógrafo (no intentéis esto hasta que dominéis las técnicas de pintura con aerógrafo, ya que podeir estropear el trabajo realizado.

Posteriormente barnizamos todo el aparato, con un barniz que sea brillante o al menos satinado. El barnizado igualará los distintos tonos de los colores y nos servirá como base para colocar las calcomanías. Las calcomanías están situadas sobre una película fina, pero brillante. Si no barnizamos en brillante o satinado, veremos como las calcomanías quedan brillantes sobre nuestro fuselaje mate, y esto tiene poca solución. Al barnizarlo parecerá que las calcomanías están pintadas sobre el fuselaje más que pegadas.

A mi me gusta el barniz de la marca MARABU. Este se mezcla con aguarrás al 50 % y se dan varias manos con el aerógrafo por todo el aparato.

guerra
Dejamos secar un par de días (el avión bien tapado por aquello del polvo)

Lección 21 ª: COLOCAR LAS CALCOMANIAS (1)

Las calcomanías van a aportar una singularidad definitiva a nuestro avión. En el mercado podemos encontrar cientos de referencias de calcomanías para decorar nuestros modelos. En internet podéis encontrar varias páginas:

- www.aeromaster.com

- www.camdecals.com

- www.greatmodels.com

Normalmente las calcomanías que traen las maquetas no son excesivamente buenas (suelen ser muy gruesas), por lo que hemos de buscar nuevas.

En nuestro caso aprovechamos algunas de las calcomanías que vienen en la hoja de la maqueta y otras de la marca Eagle decals.


Lección 22 ª: COLOCAR LAS CALCOMANIAS (2)

Previa a la colocación de las calcomanías hay que hacer dos puntualizaciones:

- 1. Como se ha dicho unas lecciones atrás, hay que barnizar previamente la maqueta, con barniz brillante o satinado, para que el acabado de las calcomanías sobre la maqueta sea perfecto.

- 2. Hay que contar con unos líquidos especiales para las calcas: MICRO SOL y MICRO SET.